8 de mayo de 2007

¿Quien miente realmente en España?


Desde aquella fatídica noche para la democracia española en la que se violó de forma vergonzosa la sagrada “jornada de reflexión”, el PSOE ha enarbolado la bandera del gobierno/oposición, señal de que aún pretender rentabilizar el latiguillo que tanto éxito les dio el 14 de marzo de 2004, acusando continuamente al PP de mentir. Si atendemos a las comparecencias de los portavoces habituales del partido en el poder, básicamente María Teresa Fernández de la Vega, José Blanco y Diego López Garrido, la palabra “mentira” es la que más emplean para referirse al principal partido de la oposición.

Según los portavoces socialistas el PP siempre miente. Miente cuando habla del estatuto catalán, miente cuando habla de terrorismo y hasta miente en el precio del café matutino con el que los españoles compartimos opiniones en el intermedio laboral. Es el argumento más convincente que podemos escuchar a la vicepresidenta cuando se le pregunta por las críticas de la oposición al hilo de cualquier asunto. En el tremendo lío de la CNMV el partido de Mariano Rajoy también mentía, así que tuvieron que convertir en mentiroso a Manuel Conthe. Todos mienten. Recuerden que según Rubalcaba “los españoles quieren un gobierno que no les mienta”, frase lapidaria que retumbó la noche de reflexión previa al ascenso al poder de Rodríguez Zapatero.

Todo este asunto de la presentación de candidaturas de partidos de la izquierda radical vasca ha vuelto a permitir al PSOE utilizar la palabra mágica en su discurso. Pero el tiro le está saliendo por la culata y parece que la mentira ha cambiado de bando.

En primer lugar, desde hace varios meses el Gobierno insiste en que las decisiones tomadas por diversos fiscales de no actuar contra dirigentes del entramado político-terrorista de ETA, nada tienen que ver con presiones o instrucciones desde el Poder Ejecutivo. Sin embargo, en un reciente mitin, el propio Rodríguez señaló que pondría a trabajar a “fiscales y abogacía del Estado” para que se cumpliese la Ley de Partidos. En definitivas cuentas, el presidente admitió la injerencia de su Gabinete en las decisiones de la fiscalía.

A continuación tenemos el caso concreto de los recursos presentados por fiscales y abogados del Estado contra determinadas listas de los partidos Abertzale Sozialisten (AS) y Acción Nacionalista Vasca (ANV). Como el propio Rodríguez afirmó se impugnaron una serie de listas de estos partidos, los cuales no sólo presentan en casi todas sus candidaturas a miembros de la ilegalizada Batasuna, sino que en el caso concreto es un partido que lleva más de veinte años inactivo y ahora tiene capacidad, de la noche a la mañana, para presentar más de 200 con cerca de 2.000 personas en total. Pero no se intentó frenar la postulación de ambos partidos.

El Tribunal Supremo (TS) ha dictado auto en el cual, efectivamente ilegaliza las listas que el Gobierno, por medio de sus fiscales y abogados, solicitó. Con esa lista Rodríguez nos hizo creer que se estaba haciendo todo lo posible para que los socios políticos de ETA no concurriesen a las elecciones del próximo 27 de mayo. Sin embargo el TS en su auto de impugnación de las candidaturas de AS y ANV dice lo siguiente: "Ante la hipótesis de que un partido político presentara candidaturas con el ánimo de defraudar los efectos de la ilegalización de otro partido (...), quebrantando la sentencia de ilegalización, el cauce que el ordenamiento jurídico ofrece para salvaguardar la eficacia de la sentencia el de la solicitud de ilegalización del nuevo partido -o del que, sin ser de nueva creación, sea aprovechado con el mismo designio elusivo-".
Caben pocas interpretaciones al texto literal del auto. Efectivamente el TS ha dado la razón al Gobierno impugnando las listas solicitadas, pero ¿por qué el Gobierno no solicitó la retirada de la totalidad de las candidaturas de AS y ANV como el propio TS señala en su sentencia?. Pues a pesar de todo, José Blanco dice que el PP miente y el presidente insiste en que el TS ha respaldado su actuación. Nada más lejos de la realidad, por mucho que lo diga el Ministro de Justicia o lo intenten maquillar los medios oficiales y oficialistas. En este asunto alguien ha mentido y creo que ahora se intenta poner el ventilador para confundir a la opinión pública.

El tercer asunto va vinculado a éste de las listas. Porque el tema de las listas no es cuestión baladí. Hay mucho dinero en juego en estas elecciones y ETA anda corta de efectivo. Rodríguez viene negando el avance de las negociaciones con la banda terrorista desde que ésta hiciese saltar por los aires el “proceso” –y el aparcamiento D de la T4 de Barajas- en diciembre. Pero todas las señales indican precisamente lo contrario. Desde la libertad “de facto” de Iñaki de Juana, hasta la velada luz verde a la concurrencia de Batasuna a las urnas en las próximas municipales y autonómicas. Nuevamente parece que alguien miente y parece que estamos muy cerca de saber quién es.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

joer cómo estáis los fachas, qué mal os sienta estar en la oposición

Francisco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pakithor dijo...

Curiosamente el PSOE incluye en su propaganda electoral este tema de la "mentira". Parece que alguien anda revisitando a Goebbels.

Saludos.