28 de mayo de 2007

Oxigeno para Rajoy, aviso para Rodriguez


Conocidos los resultados de las elecciones municipales y autonómicas me atrevo a realizar un análisis a vuelapié de los mismos. Seguramente que estos primeros comentarios se verán corregidos y mejorados por las aportaciones de los que leen esta líneas, amén de por las alianzas que se formalizarán en las próximas horas, o días.

El PP ha ganado las elecciones. Ha sido una victoria mínima, pero la primera de la era Rajoy, con lo cual el presidente del Partido Popular agarra un poco de oxigeno ante un panorama previo bastante sombrío y en el que su liderazgo estaba más que cuestionado. Así los populares se mostraban exultantes en la noche electoral, si bien creo que mañana con más sosiego, deberán empezar a trabajar para mantener algunos ayuntamientos, amén de Navarra y Baleares. Ni que decir tiene que además Rajoy deberá analizar lo sucedido en referencia a los liderazgos internos.

Hoy Rodríguez ni siquiera ha salido a dar la cara, todo un síntoma del tipo de liderazgo que representa: siempre para las maduras, nunca para las duras. Ha mandado a Fernández de la Vega con el mensaje claro de que “esto no tiene nada que ver con el Gobierno”. Nadie se lo cree y menos aún cuando victoria popular ha sido arrolladora en los puntos en los que el PSOE, y más concretamente Rodríguez, había puesto más empeño. Me refiero a Madrid, Valencia y Marbella, en donde el PP ha “arrasado” literalmente a los candidatos de Rodríguez. Lo de Sebastián ha sido la crónica de una muerte anunciada. Aviso en toda regla, por tanto, para el PSOE que ha decidido mirar para otro lado y ya piensan en amarrar las alianzas que vienen y con quien haga falta, como viene siendo habitual.

En los medios oficiales y oficialistas no han parado de insistir en los retrocesos del PP en algunas capitales de provincia y autonomías. Incluso han llegado a insinuar que el PSOE ha sido el ganador de los comicios, cuando uno de los locutores de la cadena de televisión que pagamos entre todos ha afirmado que “el PP se ha autoproclamado vencedor de las elecciones”. Por supuesto los medios del otro lado han minimizado las pérdidas populares.

ETA entra con fuerza en los ayuntamientos

De lo que no han dicho absolutamente nada en los medios progubernamentales ha sido de los excelentes resultados logrados por el partido sucesor de Batasuna al que Rodríguez ha permitido presentarse a las elecciones, ANV. Los representantes políticos de ETA han logrado un buen número de concejales y ocho alcaldías por mayoría absoluta, seguro que alguna más “cae” en sus manos en los próximos días. Toda una alegría para Otegui que ha confirmado que la izquierda proetarra ha logrado "records históricos jamás alcanzados".

Se consuma la desvergüenza con el visto bueno generalizado de la izquierda nominal española. Para mayor insidia los terroristas sin antecedentes penales hoy han abucheado en los colegios electorales a los líderes de los partidos democráticos vascos, incluidos a los que les prestan su apoyo de forma tácita o expresa. Sinceramente, me he alegrado al ver las imágenes de Patxi López escoltado ante los insultos de sus “interlocutores”.

22 de mayo de 2007

Los corruptos ahora dan lecciones de etica



Hace unos días tuve la oportunidad de compartir una interesante sobremesa con una de las personas que más conocen del funcionamiento de la educación pública en Costa Rica. Se trata de don Fernando Durán, que fue rector de la Universidad de Costa Rica (UCR) y ha continuado vinculado a la formación desde que dejó de fungir como rector. Durán señaló como uno de los grandes problemas que ha generado el declive actual que sufre la educación básica en el país la imposibilidad de muchas familias para adquirir los libros de texto a sus hijos en edad escolar. Pero esta grave deficiencia no es un mal endémico del sistema educativo costarricense.

Hace algunos años, cuenta el ex rector, con el apoyo de una institución de ayuda internacional a la educación, se formó un equipo de profesionales para la creación de libros de texto públicos bajo el amparo de la UCR. Así se publicaron los textos para todos los cursos de educación primaria, los cuales eran prácticamente gratuitos. Esta iniciativa supuso un duro varapalo para la editorial privada que hasta el momento, en régimen de cuasi monopolio, dominaba el mercado y tenía asegurados unos ingresos casi fijos.

La editorial no se quedó de brazos cruzados y emprendió su particular cruzada para recuperar el mercado perdido. Primero con los propios maestros en los colegios a los que empezó a pagar comisiones por imponer sus textos y frente a los oficiales a sus alumnos. Pero no dio demasiado resultado, así que continuó con el pago a funcionarios del Ministerio de Educación Pública (MEP), además de a los maestros, para que se quejasen de la mala calidad de los textos gratuitos. La estrategia fue dando sus frutos y las autoridades, ya corrompidas por el dinero de la editorial, terminaron por retirar los textos públicos del mercado y dejar que los maestros recomendasen otros previamente supervisados por el MEP.

Así se llegó a la situación actual en la cual se estima que en torno a un 40 por ciento de los alumnos de educación primaria no tiene libros de texto. Costa Rica es el país de América Latina con mayor índice de alfabetización, alrededor del 97 por ciento, pero saber leer y escribir no basta en un país que pretende asomarse al desarrollo económico. Con esta perspectiva el nuevo gobierno costarricense decidió rescatar los viejos textos, revisarlos y colgarlos en Internet para que pequeños impresores pudiesen descargarlos, imprimirlos y venderlos a un precio limitado. De esta forma la Red permitiría que más niños accediesen a los libros de texto. Esa iniciativa se puso en marcha hace cerca de un año, pero ya se pueden imaginar que no han cesado de salir trabas en los despachos del MEP responsables. Por supuesto, la editorial ha hecho su trabajo antes de que el fuego se extendiese.

No sé si algunos lectores habrán adivinado que la editorial a la que se refería don Federico era a la cabecera educativa del todopoderoso Grupo Prisa, Santillana, la cual se expandió por toda Latinoamérica gracias a los fondos de ayuda al desarrollo del Estado español en tiempos de Felipe González. Ahí es donde agarró pulmón financiero el grupo del señor Jesús (de) Polanco, el gran valedor de la izquierda española, ese que no tiene empacho en erigirse como abanderado de la democracia y la independencia. Ese mecenas de la intelectualidad izquierdista patria cuyo ejemplo de bajeza seguramente no es más que unode los desmanes ejecuta en los diferentes mercados en los que opera su “empresa educativa”.

Tiene gracia que los que se ponen la camiseta de la igualdad, de la solidaridad, de la pluralidad, no sean más que vasallos de un imperio forjado a base de sustraer, por medio de la corrupción más vergonzosa, los recursos de los más débiles. Resulta paradójico que se nos presenten con el más mínimo grado de autoridad moral aquellos que se sirven de la pobreza en Latinoamérica para enriquecerse, aquellos que han amasado una fortuna por medio de los más viles instrumentos y soslayando cualquier principio moral básico. Me parece patético que los que se nutren de la propaganda disfrazada de información que sale de los medios de comunicación de este grupo asentado en la vileza quieran venir a darnos lecciones de ética.

15 de mayo de 2007

Goebbels entra en campaña


Estaba cantado. ETA ya ha pedido el voto para ANV, aquel partido que en más de 20 años no había tenido actividad pero, de la noche a la mañana presentó cerca de 300 candidaturas en Euskadi y Navarra. El primero en avisarlo no fue el PP, sino el PNV con ese doble discurso que maneja: quieren que se elimine la Ley de Partidos pero acuden prestos a denunciar a las secuelas de Batasuna. Sin duda es el PNV el principal perjudicado de esta presencia de los etarras en las elecciones, a nivel electoral, digo, porque desde el punto de vista del Estado de Derecho, los que más hemos perdido somos los ciudadanos que tendremos que sufragar con nuestros impuestos a un partido que defiende políticamente los valores del terrorismo.

Rodríguez insiste en su mentira y acusa de mentirosos a los demás, pero a estás alturas del partido queda claro quién mintió y quién ha permitido que ETA esté el 27 de mayo en liza electoral. Él solito se acusó en aquel mitin en el que dijo que pondría a fiscales y abogados del Estado a ilegalizar todo lo ilegalizable, pues bien, NO lo ha hecho y ahí está la terca realidad.

Por mucho que Rodríguez se empeñe ahora en lanzar los cañones contra la Pantoja, que se está convirtiendo en la particular Guerra de Irak de estas elecciones municipales y autonómicas, el daño está hecho y los ciudadanos medianamente críticos lo tienen claro. Lo que ocurre es que en España la tonadillera tiene más seguimiento que el propio Rodríguez y que hay más programas en televisión de color "rosa" que de carácter político o simplemente que animen al debate o a la participación de la Sociedad Civil.

Veo en los anuncios electorales que Rodríguez insiste en aquello que dijo Rubalcaba: "los españoles eligieron a un Gobierno que dijera la verdad y lo estamos cumpliendo". No, Sr. Presidente, Udes. mienten y Ud. no tiene ninguna autoridad moral para continuar engañando a la ciudadanía. Hoy sabemos que en el PSOE son unos maestros aplicando la teoría goebbeliana(*).


(*) Goebbeliana: De Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Adolf Hitler

8 de mayo de 2007

¿Quien miente realmente en España?


Desde aquella fatídica noche para la democracia española en la que se violó de forma vergonzosa la sagrada “jornada de reflexión”, el PSOE ha enarbolado la bandera del gobierno/oposición, señal de que aún pretender rentabilizar el latiguillo que tanto éxito les dio el 14 de marzo de 2004, acusando continuamente al PP de mentir. Si atendemos a las comparecencias de los portavoces habituales del partido en el poder, básicamente María Teresa Fernández de la Vega, José Blanco y Diego López Garrido, la palabra “mentira” es la que más emplean para referirse al principal partido de la oposición.

Según los portavoces socialistas el PP siempre miente. Miente cuando habla del estatuto catalán, miente cuando habla de terrorismo y hasta miente en el precio del café matutino con el que los españoles compartimos opiniones en el intermedio laboral. Es el argumento más convincente que podemos escuchar a la vicepresidenta cuando se le pregunta por las críticas de la oposición al hilo de cualquier asunto. En el tremendo lío de la CNMV el partido de Mariano Rajoy también mentía, así que tuvieron que convertir en mentiroso a Manuel Conthe. Todos mienten. Recuerden que según Rubalcaba “los españoles quieren un gobierno que no les mienta”, frase lapidaria que retumbó la noche de reflexión previa al ascenso al poder de Rodríguez Zapatero.

Todo este asunto de la presentación de candidaturas de partidos de la izquierda radical vasca ha vuelto a permitir al PSOE utilizar la palabra mágica en su discurso. Pero el tiro le está saliendo por la culata y parece que la mentira ha cambiado de bando.

En primer lugar, desde hace varios meses el Gobierno insiste en que las decisiones tomadas por diversos fiscales de no actuar contra dirigentes del entramado político-terrorista de ETA, nada tienen que ver con presiones o instrucciones desde el Poder Ejecutivo. Sin embargo, en un reciente mitin, el propio Rodríguez señaló que pondría a trabajar a “fiscales y abogacía del Estado” para que se cumpliese la Ley de Partidos. En definitivas cuentas, el presidente admitió la injerencia de su Gabinete en las decisiones de la fiscalía.

A continuación tenemos el caso concreto de los recursos presentados por fiscales y abogados del Estado contra determinadas listas de los partidos Abertzale Sozialisten (AS) y Acción Nacionalista Vasca (ANV). Como el propio Rodríguez afirmó se impugnaron una serie de listas de estos partidos, los cuales no sólo presentan en casi todas sus candidaturas a miembros de la ilegalizada Batasuna, sino que en el caso concreto es un partido que lleva más de veinte años inactivo y ahora tiene capacidad, de la noche a la mañana, para presentar más de 200 con cerca de 2.000 personas en total. Pero no se intentó frenar la postulación de ambos partidos.

El Tribunal Supremo (TS) ha dictado auto en el cual, efectivamente ilegaliza las listas que el Gobierno, por medio de sus fiscales y abogados, solicitó. Con esa lista Rodríguez nos hizo creer que se estaba haciendo todo lo posible para que los socios políticos de ETA no concurriesen a las elecciones del próximo 27 de mayo. Sin embargo el TS en su auto de impugnación de las candidaturas de AS y ANV dice lo siguiente: "Ante la hipótesis de que un partido político presentara candidaturas con el ánimo de defraudar los efectos de la ilegalización de otro partido (...), quebrantando la sentencia de ilegalización, el cauce que el ordenamiento jurídico ofrece para salvaguardar la eficacia de la sentencia el de la solicitud de ilegalización del nuevo partido -o del que, sin ser de nueva creación, sea aprovechado con el mismo designio elusivo-".
Caben pocas interpretaciones al texto literal del auto. Efectivamente el TS ha dado la razón al Gobierno impugnando las listas solicitadas, pero ¿por qué el Gobierno no solicitó la retirada de la totalidad de las candidaturas de AS y ANV como el propio TS señala en su sentencia?. Pues a pesar de todo, José Blanco dice que el PP miente y el presidente insiste en que el TS ha respaldado su actuación. Nada más lejos de la realidad, por mucho que lo diga el Ministro de Justicia o lo intenten maquillar los medios oficiales y oficialistas. En este asunto alguien ha mentido y creo que ahora se intenta poner el ventilador para confundir a la opinión pública.

El tercer asunto va vinculado a éste de las listas. Porque el tema de las listas no es cuestión baladí. Hay mucho dinero en juego en estas elecciones y ETA anda corta de efectivo. Rodríguez viene negando el avance de las negociaciones con la banda terrorista desde que ésta hiciese saltar por los aires el “proceso” –y el aparcamiento D de la T4 de Barajas- en diciembre. Pero todas las señales indican precisamente lo contrario. Desde la libertad “de facto” de Iñaki de Juana, hasta la velada luz verde a la concurrencia de Batasuna a las urnas en las próximas municipales y autonómicas. Nuevamente parece que alguien miente y parece que estamos muy cerca de saber quién es.

5 de mayo de 2007

Aznar y el liberalismo


El expresidente Aznar continúa imitando a su archienemigo, Felipe González, en aquella turbia etapa del PSOE en la cual González aún se aferraba al poder y control absoluto del partido. Jose María Aznar continúa intentando intervenir en la política española que él, voluntariamente y no como Felipe González, abandonó en 2004. La sobra aznariana es larga aún en Génova.

El abandono de la política activa no consiste solamente en dejar de ser diputado o candidato a algo, sino que conlleva apartarse de la tentación de intervenir, por medio de las declaraciones públicas, en los aspectos más candentes del escenario nacional en materia política. Aznar aún no ha sabido hacerlo. Si bien ha sabido rodearse de un cierto aura de orador internacional de prestigio, sus continuas declaraciones, casi siempre algo exaltadas, le hacen perder credibilidad continuamente.

Jose María Aznar siempre ha sido un liberal convencido, aunque durante su mandato actuó más como reformista que como le hubiese pedido el cuerpo. De ahí que sus discursos ahora caminen siempre la senda del liberalismo absoluto, no sólo en el ámbito de lo económico. Sus recientes, polémicas y desastrosas-para-su-partido declaraciones a cuenta de las campañas de la Dirección General de Tráfico, son un claro ejemplo de lo que vengo a destacar. Aznar pide libertad para el individuo en su comportamiento, apelando al propio sentido de la responsabilidad que es el valor que simbióticamente se une al primero. Sin responsabilidad no puede haber libertad y el ser responsable es aquel que es libre para tomar sus propias decisiones.

No puedo estar más de acuerdo con los principios liberales que Aznar difunde en sus conferencias, pero creo que el expresidente, en ocasiones, pierde la perspectiva y no comprende –o mezcla deliberadamente- que el ser humano debe contar con medidas correctoras de su falta de responsabilidad. Es decir, el Estado está en su derecho y su deber de establecer medidas coercitivas en tanto que el individuo no es consecuente con el principio de responsabilidad que lleva aparejada la libertad.

Me alegra ver que Aznar es consecuente con sus propios principios y que está dedicando su tiempo, ahora fuera de la política activa, a predicar el liberalismo que abrazó desde su juventud. No obstante, parece que Aznar está repitiendo el deshonesto ciclo de su predecesor al intentar mantener viva la llama de un liderazgo que, aun reconociéndole su presencia, debería discurrir por otros derroteros. A Felipe González le costó aceptarlo y ahora, al cabo de los años, ha logrado ocupar un lugar privilegiado en el imaginario de los españoles. Esperemos que Aznar sea capaz de asumir su propia decisión, fruto sin duda del liberalismo militante, en un corto espacio de tiempo. Por su propio bien y el de su partido.
 
Foros