2 de marzo de 2010

Obteniendo resultados en política internacional


Hoy la Audiencia Nacional ha certificado lo que era un secreto a voces: el régimen dictatorial de Hugo Chávez apoya el terrorismo internacional, incluida ETA. La noticia ha caído como un jarro de agua fría en la filas del Gobierno.

Si la semana pasada era la muerte de Orlando Zapata en manos de la dictadura cubana de la familia Castro, hoy es la revelación de que uno de los principales aliados de España protege a miembros de la banda terrorista que ha asesinado a más de 800 españoles. Lo de Zapata se saldó con una tibia condena, casi indirecta. Rodríguez tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para reprender a su admirada familia Castro.

Lo de hoy ha sido diferente. Ante la evidencia palmaria -no en vano uno de los últimos etarras detenidos en Francia no fue deportado desde Venezuela a España a petición del gobierno de Aznar en 1998 y se le otorgó la nacionalidad bolivariana-, el Gobierno ha pedido explicaciones a Caracas. La respuesta no se ha hecho esperar. El régimen venezolano considera "inaceptable" que se le acuse de colaborar con ETA.

Sin que el Ejecutivo español haya contestado por el momento, lo lógico en estos casos es llamar a consultas al embajador en Venezuela. Claro que no me extrañaría que sea Chávez el que se adelante y haga lo propio, ofendido por tan "injusta" acusación. ¿Cómo se atreve un tribunal español de señalarlo a él, todopoderoso heredero de Simón Bolívar, ascendido a los altares del mandato vitalicio por la vía del sufragio presuntamente universal, como sospechoso de nada?. Ahora escucharemos los discursos del antiimperialismo, de los "vendedores de espejos" o del genocidio colombino. Aquí encajaremos los golpes, cuando no, los apoyaremos, con esa actitud tan proclive a defender los intereses de los dictadores por parte de los Willies Toledo que pululan por la escena nacional.

La política exterior de España iniciada por Rodríguez hace ya seis largos años empieza a dar sus frutos. Ninguneados en Europa y convertidos en el hazmerreír de dictadores urbi et orbe lo único que nos queda es la famosa Alianza de Civilizaciones, de la que habrá que hablar de nuevo pronto, no vaya a ser que se note mucho.

11 comentarios:

nacho dijo...

De determinados personajillos no hablo,ya se encargan ellos solos de hablar con sus discursos y sus actos.
Un saludo.

ruffian dijo...

Estoy de acuerdo en las lineas generales de lo que apuntas. Me gustaria comentar el eco desmesurado que tiene en España lo que sucede en Venezuela. Quiero decir que para la importancia que tiene el pais en cuanto a población, se magnifican demasiado las noticias que salen de alli. Choca por ejemplo con Peru, que tiene una población similar en cuanto a numero, de Venezuela y está gobernada por otro mamarracho. Las noticias que tenemos aqui sobre Peru son mucho menores que las que se dan sobre Venezuela. ¿A que se debe?

Pakithor dijo...

Nacho,
Quizá haya que comentar aquí la salida de Cayo Lara que dijo que las pruebas para acusar a Venezuela eran falsas porque procedían de un ordenador "pinchado".

Ruffian,
Puede que Alán García sea un mamarracho, pero está a años luz del caudillo venezolano. En el Perú no se han producido cierres de medios de comunicación, ni se ha intentado comprar la voluntad popular para apuntalarse en el poder de forma vitalicia, como Chávez. Por no hablar del patrocinio de las actividades terroristas de las FARC o de la financiación de campañas electorales en toda Iberoamérica para colocar a "bolivarianos" en el poder.
Es evidente que existe mucha distancia entre los posibles errores de un gobierno normal como el de Perú -que por cierto no le va tan mal con este nuevo mandato de García- y el declive totalitario que sufre Venezuela.

Gracias por los comentarios.

ruffian dijo...

Lo que quiero decir es que si dos países latinoamericanos con lo que España tiene los mismos lazos, que tienen más o menos el mismo numero de habitantes y que tienen a dos payasetes gobernando; sorprende la cantidad de noticias que hay sobre Venezuela y las muy pocas que hay sobre Peru. No acabo de entender.

Sobre cierres de medios de comunicación no hay que mirar tan lejos como a Venezuela; en España se han cerrado también medios de comunicación hace no tantos años.

Pakithor dijo...

Hola Ruffian,
No sé si los comentarios anteriores te han parecido insuficientes para justificarte la abismal diferencia entre lo que sucede en Perú y en Venezuela para generar más noticias este último país.
Te voy a dar sólo un detalle más que seguramente no se conoce en España, por no ser noticia, mayormente. Hace dos años el régimen chavista anunció que iba a invertir 200 millones de dólares para difundir el mensaje del "Socialismo del siglo XXI" en Centroamérica.
Sobre los medios, creo que te refieres al cierre de un medio cercano a la izquierda pro-etarra hace poco tiempo. Comparemos eso con el cierre de varios canales nacionales de TV en Venezuela por no emitir los mensajes del caudillo.
Si vamos a poner la democracia española al mismo nivel que la venezolana, entonces creo que deberíamos aplaudir la cooperación que el gobierno de Chávez ha prestado a ETA y las FARC. Al fin y al cabo aquí también tuvimos los GAL, ¿no?.
Saludos.

ruffian dijo...

Sinceramente creo que si las grandes empresas españolas, que son las que controlan los medios de comunicación, pudieran manejar a Chavez como a cualquier otro presidente de gobierno de un estado latinoamericano corriente; el número y la atención de las noticias que genera Venezuela tendrían más o menos el mismo eco que las que tiene Peru.

Sobre los medios a los que me refiero hay varios casos a tener en cuenta. El primero el cierre de Egin en 1998 por orden del juez Garzón. El año pasado los Tribunales resolvieron a favor del periódico declarando que su actividad no era ilícita. Ahora se intenta juzgar a los responsables del periódico por impagos a la Seguridad Social de la cuota empresarial de la empresa, que no la de los trabajadores. Vamos, una nimiedad en comparación con lo que ha hecho Diaz Ferran, actual presidente de la CEOE. Vamos a suponer que este es el medio de comunicación pro etarra, pero digo yo que habrá que demostrarlo. Hasta ahora, nada.

En 2003 se clausura Egunkaria, periódico cuyo mayor delito ha sido escribir únicamente en euskera. ¡Hasta ahí podíamos llegar! En este periódico escribió todo tipo de personas de la sociedad vasca como por ejemplo columnas de opinión de Carlos Iturgaiz, europarlamentario del PP. Esto es un ataque a la libertad de expresión de tomo y lomo ya que si al primero de ellos se le puede acusar de pro etarra, a Egunkaria ni de lejos. A fecha de hoy no hay acusación del fiscal y solo dos asociaciones que viven al abrigo de las subvenciones como Dignidad y Justicia y Asociacion de Victimas del Terrorismo llevan la causa adelante.

En el año 2006, la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió al juez que se archivaran las acusaciones porque no existía "ni una prueba ni indicios sólidos suficientes". El propio fiscal sugería en su informe que los imputados ni siquiera debían haber sido procesados. Que "ni por asomo" se apreciaban delitos de integración o colaboración con banda armada o de asociación ilícita con fines terroristas, que fueron los que justificaron la clausura del diario. Tampoco había ningún indicio de que Egunkaria hubiera servido para financiar a Eta o blanquear su dinero. Según el fiscal, los documentos de la Guardia Civil y del juez "carecen de solidez" y "no prueban nada". Y en los diez años del diario (1993-2003) "no se encuentra una sola noticia, editorial o artículo de apoyo o justificación" a la organización terrorista.
El fiscal concluía así su petición de archivo: si no hay financiación, ni blanqueo, ni apoyo ni fomento de la violencia, "¿de qué sirve a los fines de Eta la creación de Egunkaria?".
Seis años después, doce personas siguen imputadas y con peticiones de muchos años de cárcel y de inhabilitación.

El periódico está cerrado y liquidado".

Los periódicos españoles deberían dedicar una atención especial a este caso, cualquier día les puede pasar a ellos.

Luego hay casos como el secuestro de un número de “El Jueves” en el que se reian del sucesor a la corona de España, situación democrática donde las haya.

Este tipo de situaciones hacen que la “Democracia” española este lejos de ser un modelo para nadie.

Pakithor dijo...

Hola Ruffian,

Ahora comprendo tu punto de vista. Lo resumo así: Chávez es sólo un pobre presidente electo que no se deja manipular por las grandes multinacionales españolas, por eso sus "hazañas revolucionarias" tienen tanto eco en la prensa española.

Y sigo, de acuerdo con la línea argumental de Gaspar Llamazares. Las pruebas que vinculan a Chávez con las FARC salen de un ordenador, el de Raúl Reyes, lugarteniente del líder de las FARC abatido en Ecuador en 2008, "pinchado" por la Interpol. Aquí te dejo unas líneas que escribí al respecto.

Más aún, el etarra detenido en Francia y que trabajaba en el Ministerio de Expropiaciones -bolivariano, supongo-, en realidad iba de excursión a ver el Louvre. Su detención es totalmente injusta e ilegal.

Sólo hay que leer "kaosenlared" o "rebelion.org" para documentarse, sobre esto y sobre el cierre de los medios proetarras que señalas.

Saludos.

ruffian dijo...

Juas juas, que buena. A ver si me explico bien. Sobre mi opinión del texto te citare la primera frase de mi primera respuesta: “Estoy de acuerdo en las lineas generales de lo que apuntas.”
Digo también que si en vez de tocar las narices a Telefonica, Repsol y Banca Española les hubiera dejado mangonear como están acostumbrados, creo que el número de noticias sobre Venezuela sería mucho menor. Chavez no me parece un pobre presidente electo, me parece gilipollas. Uno más.
Sobre el cierre de Egin te gustará más o menos pero las cosas son como te las he explicado. Calificar a Egunkaria como medio pro etarra es no tener ni puñetera idea de lo que se dice. Si se cierran medios de comunicación como Egunkaria se atenta contra la libertad de expresión y entonces es complicado ir dando lecciones de Democracia por el mundo a nadie.

Pakithor dijo...

Estimado Ruffian,

Veo que no te han gustado mis palabras en el anterior comentario. Por esto creo que hay que ir más allá de la mera anécdota de la afinidad de nuestra izquierda con los regímenes dictatoriales filocomunistas.

Este es un grave problema de Occidente. Nos exigimos a nosotros mismos tan altas cotas democráticas, que tenemos la tentación de compararnos con repúblicas bananeras con dictaduras forjadas a golpe de compra de votos y restricción de libertades. En la misma línea que tú comparas el cierre de RCTV en Venezuela con el de Egunkaria en España, hoy el intelectual-de-la-izquierda Miguel Bosé comparaba la represión en Cuba con el "caso Gürtel". Y yo me niego a aceptar esas comparaciones.

No, esto no es una dictadura. Existen deficiencias en el sistema, por supuesto, y aquí no me canso de denunciarlas. Pero existen mecanismos democráticos más allá de la patada en la puerta o del encarcelamiento autoritario y sin garantías procesales.Curiosamente, si te fijas, son los que reniegan de la democracia, los que denostan el Estado de Derecho los que buscan su amparo para salir indemnes.

Tiene gracia que los que no condenan la violencia y la cobardía el tiro en la nuca, los que cobijan dando voz a los que asesinan o siendo sus portavoces, sean los que se quejen de la opresión del Estado de Derecho. Resulta paradójico que los que han utilizado los resortes de la democracia para llegar al poder y subvertirla luego en un instrumento para perpetuarse en él, tengan la desfachatez de pretender darnos lecciones morales.

Pero lo peor de todo es que seamos nosotros, Occidente, los que con nuestra corrección política, siempre presta a perdonar los fallos de los dictadorzuelos de la izquierda, amparemos el totalitarismo y el terrorismo haciéndoles el juego a los que buscan, precisamente, destruirnos.

Saludos.

P.D. En Venezuela, a día de hoy, la única multinacional española de las que mencionas que opera es Repsol.

ruffian dijo...

No hombre. Ves como no he sabido explicarme. Claro que me gustan tus palabras. Me encantan por que me dan un punto de vista diferente al mio y me gusta ver las cosas desde diferentes angulos.

Donde creo, vamos estoy seguro, que estás equivocado es con lo de Egunkaria ya que piensas: "Tiene gracia que los que no condenan la violencia y la cobardía el tiro en la nuca, los que cobijan dando voz a los que asesinan o siendo sus portavoces, sean los que se quejen de la opresión del Estado de Derecho." y desde luego que Egunkaria ha condenado el terrorismo. Por eso no se entiende que continue adelante esta farsa de juicio. Sin más.

Además creo que piensas que admiro a Chavez, cuando no es asi. Solo me sorprende lo que interesan en España las noticias sobre Venezuela y tengo la mala costumbre de pensar mal. De todas formas, doy por terminada mi participación en este texto por que nos hemos ido por las ramas del tema con el que has iniciado el texto, que era la politica exterior española. Espero que me haya sabido explicar bien y espero ansioso tu próximo texto para comentarlo con gusto.

Lino dijo...

Bueno, en efecto, aquí en España hay mucho mangoneo, las empresas, medios de comunicación y políticos, actúan claramente en connivencia fraudulenta, pero eso no justifica que se haya de aceptar o comparar con cualquier otra cosa. Que se haga mal en una parte, no significa que se haya de callar de lo que se hace en otra.

Cerrar medios de comunicación es siempre una decisión difícil, pero comparar los cierres de medios que menciona Ruffian, a todas luces por ser sospechosos de colaborar o apoyar a ETA, sea cierto o no, con los cierres de grandes cadenas nacionales como en Venezuela solo por no seguirles el juego al caudillo venezolano, eso si que es no tener ni puñetera idea, con todos mis respetos.