12 de febrero de 2010

Demagogia y recorte presupuestario


En los últimos días hemos presenciado toda una serie de declaraciones, presentaciones y episodios varios relacionados con la posible reducción del elevadísimo déficit público -diferencia entre ingresos y gastos de las Administraciones Públicas- que tiene España, concretamente un 11,4 por ciento del PIB. Para poner la cifra en contexto hemos de tener en cuenta que este nivel de déficit supone que las administraciones han gastado durante 2009 unos 100.000 millones de euros más de lo que han ingresado. En términos de porcentaje las estadísticas nacionales iniciadas en 1979 nunca han registrado un déficit de semejante calibre.

Este tremendo desequilibrio entre los ingresos y los gastos del sector público preocupa mucho a los inversores internacionales, que temen que España tenga dificultades para devolver el principal y los intereses de la deuda pública, es decir, de los créditos que mantiene para financiarse. El Gobierno ha anunciado un plan de reducción del gasto público de unos 50.000 millones de euros en tres años, aunque esta misma semana ha incrementado ese gasto en unos 500 millones para seguir pagando a los desempleados que dejen de percibir el subsidio.

Se han dado a conocer algunos detalles de este plan de ajuste presupuestario, aunque mucho de este recorte va a corresponder a las Comunidades Autónomas. Desconocemos el grado de aceptación que tendrá la propuesta entre los líderes regionales, aunque no hay que ser adivino para darse cuenta de que van a poner el grito en el cielo. Sobre todo porque hace sólo unos meses el propio Gobierno les entregaba una capacidad de gasto adicional de unos 11.000 millones de euros.

La oposición hizo una propuesta de recorte de ministerios y cargos de confianza (secretarios de estado, directores generales, asesores...), lo cual suponía, según el PP, un ahorro de unos 200 millones de euros. La iniciativa fue aprobada, por cuarta vez en menos de un año, por todas las fuerzas políticas salvo el PSOE. El Gobierno y no pocos analistas políticos han calificado la propuesta de "demagógica". Otros han afirmado que esta medida no es suficiente para reducir el elevado desequilibrio presupuestario de nuestro país, sino que es "el chocolate del loro", con perdón.

Tiene gracia que se diga que eliminar gastos absolutamente inútiles es una propuesta "demagógica" o "insuficiente" sin proponer nada a cambio. Algunos no entienden que para reducir unos 15.000 millones de gastos público al año de un sólo plumazo habría que prescindir de servicios básicos o dejar de construir infraestructuras. Aunque parece ser que se prefiere eso en vista de que es el Ministerio de Fomento el que más va a sufrir el recorte con unos 1.800 millones de euros menos para invertir.

Dicho de otro modo, rebajar el número de altos cargos, asesores y demás beneficiarios con carné parece ser mucho peor, según nuestros gobernantes, que reducir la inversión en carreteras. Eso sí es demagogia. Como demagógico es tachar las propuestas de los demás sin proponer en debate público nada a cambio. Pronto nos dirán que es mejor jubilarse a los 75 años con tal de contar con infinidad de cadenas de televisión autonómicas, o que es preferible que cada político de cierto nivel en este país tenga un coche oficial, secretaria, jefe de gabinete y dos escoltas en lugar de que nuestros hijos vayan a la universidad. Ver para creer.

10 comentarios:

ruffian dijo...

Si. Tienes razón. Son unos insulsos. Si quieren hacer un recorte drastico de los presupuestos pueden empezar por todo lo que comentas, continuar cerrando la subvención a la iglesia( que este es un pais laico y aconfesional segun la Constitucion) aplazando la construccion del Tren de Alta Velocidad para cuando haya dinero; congelando el salario de los empleados publicos estatatales, autonomicos y municipales hasta el 2012 ( que no se quejen que al menos tienen trabajo)y persiguiendo sin piedad a todos los defraudadores fiscales que hay en el país.

Al primero que le oiga decir algo parecido a esto, le empezare a tomar en serio. A fecha de hoy no hay un solo politico que tenga credibilidad ya que si estamos asi, es gracias en mayor o menor medida a ellos.

Felicidades por el blog

Pakithor dijo...

Hola Ruffian,
De los ejemplos que pones -suma y sigue- discrepo en lo del AVE, siempre y cuando esté justificado. Me explico. En mi opinión el Estado debe dedicarse a unos cuantos temas fundamentales: sanidad, educación, infraestructuras, relaciones internacionales y seguridad. Además la obra pública es positiva, siempre y cuando sea útil y no una forma de dilapidar, verbigracia el Plan E, en tiempos de crisis.
Por lo demás, coincidencia total. Ningún político habla recortar en cualquier epígrafe que le pueda suponer un mínimo daño en su caudal electoral. Los mismos que piden reducción de altos cargos en el Congreso, los contratan por decenas cuando son ellos los que gobiernan en autonomías o ayuntamientos.
Gracias por tu comentario.

Jose Manuel dijo...

Un ciudadano, por ejemplo, de Madrid sustenta con sus impuestos el salario de 27 concejales, 120 parlamentarios de la Asamblea madrileña, 264 senadores, 350 diputados nacionales y 54 del Parlamento Europeo. En total, 815 cargos electos con un sueldo base que supera los 3.000 euros. Y sin contar los puestos de confianza que arrastra cada uno.

¿Para que sirve el Senado? ¿No sería mejor mandar a estos señores a su casa?

nacho dijo...

Creo que la medida de los altos cargos no es la panacea,pero evidentemente si es un gesto muy positivo y que, en mi humilde opinión, dejaría ver cierta intención de arreglar las cosas empezando por uno mismo.Pero es que no sólo es que no se haga algo,es que en vez de tomar las medidas adecuadas se toman las medidas contrarias.Es disparate tras disparate.
Un saludo.

Jose Manuel dijo...

Claro que no es la panacea, pero ¿para que sirve el Senado? Todos tenemos claro para que sirve el parlamento, el ayuntamiento y si me apuras hasta la Comunidad Autonoma; pero el Senado.


Es mucho más interesante para ellos anunciar unos durisimos recortes en la edad de jubilación que lo que busca es una privatización de las pensiones publicas, para que sean gestionadas por la Banca. Por esa misma Banca que es la responsable de habernos conducido a esta situación. A esa misma Banca tan saneada, que ha habido que reflotar con dinero publico. Zapatero está haciendo una politica absolutamente derechista y ya solo nos falta en este pais de pandereta, que Botin salga apoyandolo en la próxima campaña electoral.

Pakithor dijo...

Hola Jose Manuel,
Coincido en lo del senado, a lo que sumo las diputaciones provinciales. Cada ciudadano soporta cuatro administraciones: Estado, CC AA, Diputaciones y Ayuntamientos, todas con sus correspondientes políticos y cargos de confianza y pisándose competencias.

Nacho,
Humildemente creo que SI es la panacea a poco que empecemos a sumar los cargos -y lo que supone cada cargo: oficina, coche, secretaria, chófer, gastos de representación...- de las cuatro administraciones que cito más arriba.

Gracias por vuestros comentarios.

P.D. Lo de Botín te lo garantizo, ¿cuándo han vivido mejor los bancos que con Rodríguez Zapatero?.

nacho dijo...

Como ya os he dicho,me parecería una medida ejemplarizante,pero no es la solución definitiva,y por supuesto yo también la exijo.Con respecto al senado es una reminiscencia del pasado que según entiendo se adopto como contrapeso al Congreso,y ha pasado de contrapeso a lastre económico,está claro.Pero sigo creyendo que lo que habría que hacer es mucho más que eso.Un saludo.

Pakithor dijo...

Nacho,
Por supuesto que hay que hacer mucho más, pero te aseguro que no es una cuestión baladí empezar a recortar cargos, asesores, coches oficiales, chóferes, etc. Como he dicho antes mi propuesta pasa porque el Estado se centre en lo fundamental y deje a la iniciativa privada el resto. Con ello no sólo podríamos olvidarnos del déficit, sino incluso reducir los impuestos considerablemente.
Saludos y gracias.

nacho dijo...

Me imagino que te haya llegado un correo electrónico donde adjunto viene un archivo .pps, en el que se aclaran las cifras de los altos funcionarios de todas las administraciones y un posible reajuste a un sueldo de 25.000.-€ al año,sin incluir dietas y demás dispendios complementarios....Te hablo de memoria,pero creo que haciendo esa pequeña "limpieza" se podían ahorrar unos 34 millones de euros,evidentemente,ese dinero bien manejado,y con la misma comparativa se podrían crear más de 1.300 puestos con un sueldo de 25.000.-€.Muy clarificador.No he comprobado todas las cifras del archivo,pero no sé porque creo que no se aleja de la realidad.Por cierto por si alguien no lo sabe, 34 millones de euros es unos 5.500 millones de pesetas.
Un saludo.
P.D.Si no te ha llegado,dímelo y te lo envío.

Pakithor dijo...

Hola Nacho,
No, no lo he recibido, envíamelo si puedes. De todas formas yo no creo que bajar el sueldo sea la solución. Piensa que si a un señor que gestiona un presupuesto de decenas de millones de euros le pagas un salario bajo, va a tener muchas tentaciones.
La cuestión creo que va más por recortar cargos, muchos de los cuales nacen de iniciativas absurdas, como el Plan Nacional para la Alianza de Civilizaciones (www.pnac.es). Cada idea de estas tiene su director, su jefe de gabinete, su logo, su página web... y así suma y sigue. Por no hablar de los ministerios que nadie tiene muy claro a qué se dedican como el de la Vivienda, Igual-da, el de Chaves -que nadie sabe ni cómo se llama-, etc.
Da para escribir un libro, te lo aseguro. Mayormente porque lo tengo medio escrito.
Saludos.